TOMÁS DEL BASTÓN

Tomás del Bastón trabajaba incansablemente en la ascensión a su montaña. Buscaba su cima. Tal condición mantenía sus ojos atados a las hojas y su mente a las letras. Así lo enfocó el lente, pero Tomás prefirió ignorarlo. Esa indiferencia sedujo al visor que al tenerlo en la mira, antes de inmovilizar su luz andariega, se dio cuenta de que Tomás ya había escalado su propia vida.

Carlos Andrés Torres.

DSC_0529Fotografía: Carlos Andrés Torres.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s