ESA NOCHE

Esa noche sintió que el tiempo se aceleraba para ella, que volaba por primera vez. Había visto gacelas corriendo por el campo, una fila india de caballos, un río con espuma. La habían asombrado las esculturas rojizas creadas por la Tierra. Había visto una laguna entre dos altas montañas mientras descendía por el borde de una de ellas. Se había asomado a la casita cobriza y aislada que descansaba al lado de esas aguas. Lo que descubrió le hizo sentir el estupor de estar viva.

Esa noche ella había leído.

Roxana Orué

Fotografía: Carlos Andrés Torres

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s